Servicios Audiológicos

Servicios Audiológicos

Audiometría

La audiometría mide los sonidos más suaves y silenciosos que puede la persona escuchar en diferentes tonos. Para ello el especialista en Otorrinolaringología emplea el audiómetro, que es una máquina especial que reproduce sonidos a través de unos auriculares que el paciente se colocará, estando sentado dentro de una cabina insonorizada, dotada de una ventana.

Una audiometría no nos dirá exactamente qué fase del proceso de la audición no funciona correctamente, pero sí nos indica si la audición está alterada en la parte de la transmisión del sonido o vibraciones (sordera de transmisión) o en la parte más relacionada con el sistema nervioso (sordera neurosensorial), lo que ayuda mucho a decidir el tratamiento más efectivo.

Timpanometría

Una timpanometria es una prueba clínica que mide la condición del oído medio, la perforación timpánica, la otitis infecciosa, tumores, enfermedades de los huesos de conducción del oído medio o alteraciones congénitas, entre otras.

Esta medición se realiza creando variaciones de presión de aire en el canal auditivo. Se trata de una prueba que debe realizarse y analizarse en conjunto con una audiometría.

Logoaudiometría

Es una prueba auditiva, que forma parte de la audiometría clínica, en la que el lenguaje sirve como estímulo para evaluar la capacidad de escuchar y comprender del paciente. La logo audiometría aporta datos cuantificables acerca del nivel de procesamiento del lenguaje del usuario. Sus resultados muestran la capacidad del paciente de comprender las conversaciones y no sólo de oírlas o escucharlas.

Debemos tener claras las diferencias que existen entre oír, escuchar y comprender. Oír es la percepción sonora por parte del oído. Escuchar significa estar atento a lo que se oye. Y, por último, comprender es entender y dar significado a los sonidos que escuchamos. De esta manera la logoaudiometría evalúa la capacidad de comprender lo sonidos.